Alicina (di-propenyl tiosulfinato) (fórmula C6H10OS2 )

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/c/c2/Allicin_skeletal.svg/394px-Allicin_skeletal.svg.png   

¿Qué es?

La alicina, un líquido de coloración amarillenta, solo aparece de hecho cuando el ajo es machacado o cortado, liberándose las células cuanto su integridad estructural es comprometida.

Esta sustancia desempeña una acción muy importante en la defensa de la planta contra insectos, hongos y bacterias existentes en la fauna propia del suelo, además de ser la responsable por su fuerte olor característico. A pesar de ya conocerse muchas de las propiedades de la alicina, esta sustancia no deja de suscitar el interés científico de muchos investigadores a lo largo del mundo.

Y uno de los interesados en su estudio fue el bioquímico David Mirelman, del Weizmann Institute of Science.

La aliina es una sustancia que en contacto con el enzima alinasa se degrada y pasa a ser la alicina.

https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcQ64ekwWiVVsVBXe0NPQZtnsDd4kz1TsnDodVEc0cYA3eNQ3LyO

Para que esto suceda, la aliina (presente en los dientes de ajo) tiene que entrar en contacto con el enzima alinasa (que se encuentra en la cubierta), y esto se consigue chafándolo o triturándolo. Es entonces cuando olemos ese típico olor a ajo.

Sin embargo, esta enzima puede quedar inactivada y perder toda su capacidad de acción cuando es cocinada. Diversos estudios han demostrado que la enzima se inactiva con tan solo un minuto de calentamiento en el microondas, con seis minutos de cocción o con treinta minutos en horno de convección. La única forma de conservar las maravillosas propiedades de este bulbo es comiéndolo crudo. Estudios científicos han demostrado que otra forma de conservar las propiedades medicinales del ajo, sin tener que comerlo crudo, consiste en picarlo y dejarlo reposar durante 10 minutos antes de cocinarlo. De esta forma la enzima alinasa pueda llevar a cabo su acción y desempeñar así todas sus funciones medicinales.

Estos mismos estudios, llevados a cabo con animales de laboratorio, han demostrado que la alicina y compuestos derivados de la misma son absorbidos a nivel intestinal. Sin embargo, nunca han sido detectados en orina, sangre o heces incluso después de un consumo de hasta 25 gramos de ajo fresco o 60 mg de alicina pura. Esto demuestra que este tipo de compuestos organosulfurados son rápidamente metabolizados e incorporados al organismo.

La alicina tiene una vida media que puede ir de horas hasta días. La alicina con el calor se destruye.

¿Dónde se encuentra la alicina?

La alicina se encuentra en especies del género allium y son: la cebolla, el cebollino, el puerro y destacadamente en el ajo. Los estudios sobre alicina, se han realizado mayoritariamente en el ajo.

Propiedades

La alicina estimula el sistema inmunitario y es antiséptico. Se ha demostrado su capacidad de matar algunos microorganismos (cándida álbicans, escherichia coli, estaphylococus aureus, hongos de la piel y uñas).

También hay estudios que demuestran su efectividad para reducir la hipertensión arterial, los triglicéridos y el colesterol.

Remedios caseros de la alicina

La alicina sometida a calor se destruye, por eso hay que comer el ajo crudo y chafado. Por ejemplo una picada de ajo y perejil o el típico “all i oli” catalán (ajo aceite) para aliñar la comida.

  • Remedio para los hongos: Machacar 3 dientes de ajo y dejarlos macerar en aceite de oliva virgen durante una semana. Colar el preparado y aplicarlo 2 veces al día.
  • También podemos hacer una cataplasma de ajo machado y ponerla directamente sobre la zona afectada, cuando desaparezca el olor a ajo la cambiaremos.
  • Penicilina vegetariana: Muy efectiva en procesos infecciosos y sobre todo en los respiratorios. Se elabora machacando cinco o seis dientes de ajo y una cebolla mediana cruda hasta formar una pasta y posteriormente se le añade el jugo de uno o dos limones, si se encuentra muy ácido se le puede añadir un poco de agua. Tomarlo recién preparado y de un trago, el sabor es bastante desagradable. Cuidado las personas con sensibilidad estomacal, pueden sufrir acidez o intolerancia.

Contraindicaciones

Teniendo en cuenta que la alicina está presente en el ajo, se ha observado que el consumo de éste en exceso puede producir casos de irritación de la mucosa esofágica y del estómago, irritación de las vías urinarias, hipotensión y taquicardias.

También se han dado casos de reacciones alérgicas al ajo en personas sensibles.

El ajo es tóxico para gatos y perros.

Debido a su propiedad anticoagulante, su uso debe ser suspendido, al menos dos semanas previas a cualquier intervención quirúrgica y durante la menstruación.

Deben evitarse las dosis terapéuticas durante el embarazo y la lactancia, pues el sabor que adquiere la leche materna puede resultar desagradable a los niños.

Dependiendo del tipo de enfermedad y de su cronicidad, el tratamiento terapéutico medicinal deberá tomarse al menos 3 meses para que empiece a dar resultados; siempre será el médico quien recete el tipo de preparación, las dosis y la duración del tratamiento

Ensayos científicos

  • Los ensayos dirigidos por  David Mirelman, del Weizmann Institute of Science confirmaron los otros estudios que se hicieron sobre la alicina, confirmando que es muy eficaz en la prevención de la hipertensión, para tratar la diabetes y la diarrea, la reducción del riesgo de infarto y la destrucción de células cancerígenas.

El ajo además de ser conocido por sus grandes beneficios como su poder antioxidante sobre la presión arterial y la producción de óxido nítrico también  mostró ser capaz de aumentar los niveles de testosterona, una hormona clave en la ganancia de masa muscular y fuerza; como si no fuera suficiente, el ajo tiene un efecto adicional muy interesante, el de disminuir los niveles de cortisol que es considerada una hormona catabólica.

El cortisol es enemigo de la testosterona ya que las dos hormonas compiten dentro de la misma región relacionada al crecimiento muscular en las células; el cortisol causa la quiebra de masa muscular y la testosterona promueve el crecimiento; y como el ajo puede aumentar la testosterona y también disminuir el cortisol, se hace un óptimo agente anabólico en potencia.

Información extraída de:

http://www.enbuenasmanos.com/la-alicina

http://www.masmusculo.com.es/research/incrementando-la-testosterona-con-la-alicina-presente-en-el-ajo/

https://adelgazarte.net/1127-el-ajo-adelgaza-todos-los-estudios-cientificos-que-demuestran-los-beneficios-del-ajo-para-bajar-de-peso.html

http://www.tonysown.com.au/Garlic-Benefits_ep_46.html

http://quimica.laguia2000.com/elementos-quimicos/alicina

http://repositorio.ug.edu.ec/bitstream/redug/3641/1/1107.pdf

http://masscience.com/2015/02/24/el-ajo-el-sabor-de-la-salud/

http://web.udlap.mx/tsia/files/2013/12/TSIA-71-Bender-Bojalil-et-al-2013.pdf

 

COPY: Idees i Projectes 2016 -info@nutrigame.es - Tel +34 973 22 51 20 - Política de cookies